diciembre 21, 2012

Ahora

Sucede que me descompongo a veces. Si, así como una máquina a la que no le funciona algo.

A veces sólo se me descompone una mano, lo bueno que siempre es la izquierda y no me estorba para trabajar. Otros días es un pie, o los dos, que es más difícil, porque ellos caminan para dónde quieren y no para dónde yo quiero que vayan. Cuando eso sucede no hay problema, me dura un ratito y es quizá porque estoy cansada o preocupada. El problema es ahora.

Ahora sí me descompuse en serio. Lo que hago no coincide con lo que digo y mucho menos con lo que siento. Parece que estoy bizca, porque cada ojo ve lo que quiere. Las manos no parecen manos, ya no sé que son andan como pies y no me obedecen.

No sé si todos están preocupados por mí o no, no los distingo, no los escucho. ¡no funciono!

Ya me estoy acostumbrando pero no me gusta, esta situación ha durado mucho tiempo. Lo único que me ha quedado claro es que me hace daño verte.

 
VML

1 comentario:

  1. Amar y crear, expresar desde el corazón... hermosas letras.

    ResponderEliminar